Mario Corona

Av. Palmas #151, Ciudad de México
Tels. 5683-4969 / 6308-7337 / 044 55 3265-6039
  • Página Web
  • Galería
  • Twitter
  • Facebook

Orígenes del vitral

Restauración del vitral del Hotel de la Ciudad de México

Aunque la Orden del Císter prohibía el colorido en las vidrieras porque era una distracción en la oración, con la llegada del gótico se llenaron de luz las catedrales y por esa causa surgieron los artesanos que convertían esa luz en color. Las coloridas vidrieras representaban escenas bíblicas y leyendas acontecidas en el lugar. Eran libros abiertos e ilustrados para una población analfabeta ávida de aprender. En el interior, vacía de asientos, el pueblo miraba hacia arriba maravillados cada día más de esas formas coloreadas. Cada vez más, mirar una vidriera era similar a mirar una pintura.

Vitral de Jesus de coloresEl cristal ha sido usado desde hace miles de años. En tiempos prehistóricos el hombre trabajaba la obsidiana, un cristal natural formado por la intensa temperatura de los volcanes, con la cual se hacían armas y diferentes herramientas. Una pasta cristalina conocida después como fayenza, era utilizada ampliamente en el mundo antiguo para la fabricación de cuentas y figuritas. No se sabe dónde ni cómo apareció el cristal hecho por el ser humano, aunque Plinio el Viejo mantenía en su Historia Naturalis (siglo III) que fueron los marineros fenicios los que accidentalmente descubrieron el cristal en las brasas de sus hogueras campamentales, a orillas del río Belus. Ello parece plausible, aunque se cree que fue un artesano sirio quien primero perfeccionó la fabricación del cristal. Los egipcios lo utilizaron para hacer vasijas sencillas, cuentas e incluso figuritas. Durante el reinado de Ajenatón, el faraón mandó establecer una industria de vasijas de vidrio en Tell el-Amarna. Todo esto cambió con la aparición de la llamada caña de vidriero, hecho ocurrido hacia el año 40 a.C. en Siria o Israel. Con este procedimiento del vidrio soplado podían producirse piezas de manera masiva, más barata y de formas más complejas y variadas. Ésta fue la tecnología explotada después en los talleres medievales de cristal con objeto de producir materiales para el pintor de vidrieras. Fueron los romanos los primeros que apreciaron el enorme y variado potencial del cristal, siendo común su uso en un ambiente doméstico. En esta época eran simples vidrios transparentes, pero a partir de la época carolingia y a través de la cultura islámica se difunde en Europa el arte de la vidriera figurada. En la Edad Media, los bastidores que cerraban las ventanas en su mayoría eran de tela encerada, papel impregnado de aceite, placas de piedra traslúcida o trozos de nácar.

Virgen en VitralLa utilización del cristal en un contexto arquitectónico se desarrolló con relativa lentitud. Los romanos lo utilizaban en las ventanas. Las piezas de cristal utilizadas eran pequeñas, y moldeadas más que sopladas. A la caída del Imperio Romano, la industria del vidrio estaba bien establecida. En ocasiones, las piezas que han llegado hasta nosotros tienen huella de las bandejas o bateas de arena y madera en las que el cristal derretido se vertía y explanaba. Se tiene constancia del uso generalizado de tales claustra o transennae en todo el mundo romano y musulmán. La gradual sustitución de las celosías de yeso o de madera por plomo maleable hizo las vidrieras más flexibles y versátiles. No puede ser fechada con exactitud la introducción del uso del plomo en las vidrieras, pero se ha sugerido plausiblemente que fue la utilización de tiras de metal para separar las partes de diferente color en los esmaltes lo que inspiró a los vidrieros. En tiempos de Teodorico (521) se sabe que sus soldados rompieron las vidrieras de la iglesia de Brioude para apoderarse del plomo que sujetaba el vidrio, siendo esta cita la primera que se conoce del empleo del metal para el montaje de los vidrios ya que antes se colocaban en armazones de piedra o argamasa. Después de la invención de la caña para soplar, se trata del segundo elemento clave para el pintor de vidrieras medieval.

Las ventanas con intención decorativa aparecieron en las iglesias cristianas en fecha muy temprana. Los motivos del interés de la Iglesia por el cristal coloreado eran tanto estéticos como espirituales. San Bernardo de Clairvaux (1090-1153) comparó el inocuo y al mismo tiempo bello paso de la luz a través de un cristal con la concepción inmaculada de la Virgen María, que quedó embarazada sin romperse ni mancharse. Las vidrieras de color no son nunca estáticas; cambian a lo largo del día conforme cambia la luz.

Vitral de Iglesia de 100 metrosLos descubrimientos arqueológicos están haciendo retroceder las fechas de los primeros vidrios pintados; así, unos fragmentos en que aparece el perfil de un Cristo bendiciendo, de San Vitale de Ravena, han sido fechados tan temprano como en el año 540. A pesar del esplendor y vitalidad de sus creaciones, los hombres y pocas mujeres que hicieron los ventanales medievales permanecen en la sombra. Las fuentes para la historia de la artesanía medieval, son escasas, y a menudo ambiguas. Tampoco han llegado hasta nosotros los instrumentos y herramientas utilizados en el oficio, aunque recientemente se ha descubierto en Gerona el banco de trabajo de un pintor de vidrieras. Lo que sabemos acerca de cómo trabajaban estos artesanos procede de cierto número de manuales y de las enseñanzas gremiales que regulaban la profesión. El cristal coloreado floreció como una de las más importantes formas artísticas de la Europa gótica. Se desarrolló con notable empuje en un clima arquitectónico que buscaba eliminar la solidez y espesura de los muros y utilizar ventanales más grandes y decorativos.

Se debe apuntar que el color de las vidrieras venía dado por el propio color del cristal y no por estar pintados, ya que estos no aparecieron hasta el siglo X procedente de Occidente. Los árabes introdujeron este arte en Europa y lo usaron para decorar los ventanales de sus mezquitas. Las vidrieras pintadas, que constituyen un arte distinto de las vidrieras de color, formadas con un bastidor con varios compartimentos, cada uno de los cuales encerraba un vidrio de coloración diferente después de aplicarle una capa de esmalte policromo, que se vitrificaba después al horno quedando transparente. Francia tuvo también un papel muy importante en el desarrollo de este arte; el monje Teofilo (1140) en su manual Tratado sobre el arte de construir (Diversis Artibus) dice que la pintura al fresco fue el arte genuino de Grecia y la pintura sobre vidrio lo fue de Francia.

 

Posted on 30 Jan 2017 by Mario Corona


dasadasdasdasd sd as d asda d sd as as a d d das d as a d asdasdasdasd as a d
30 Jan 2017 04:57 pm
dasadasdasdasd sd as d asda d sd as as a d d das d as a d asdasdasdasd as a d
31 Jan 2017 11:52 am (Edited: 30 Jan 2017)

Opina

Name: Remember me
E-mail: (optional)
Smile:smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 
Captcha
CAPTCHA, click to refresh
Contacto: mariofcorona@hotmail.com

Somos un taller artesanal con una gran tradición artística, desde su fundación en 1942 por el Prof. Ramón Corona Apicella, quien inventó el vidrio de burbuja y fundó el Taller de Vitrales del Instituto Nacional de Bellas Artes, que fue el primero en impartir clases y formar técnicos profesionales para la fabricación de vitrales en México.

Ir a Galería