Vitrales con el mejor precio y calidad en México / Cotizaciones sin costo*

Vitrales Abanico

Mario Corona
Av. Palmas #151, Ciudad de México
Tels. 5683-4969 / 6308-7337 / 044 55 3265-6039


Somos un taller artesanal que ofrece cualquier tipo de trabajo con vidrio con intervención artística en vitral. Los vitrales han sido parte importante de nuestra familia por décadas, y la historia de nuestro precursor, el Prof. Ramón Corona Apicella, piedra angular de esta noble tradición.

Siendo el año de 1942, el profesor Ramón Corona Apicella inventó el vidrio burbuja y fundó el Taller de Vitrales del Instituto Nacional de Bellas Artes, el primer lugar que albergaba a los precursores del arte en cristal, formándose de técnicos profesionales para la fabricación de un arte trascendental: Los vitrales en México

Le ofrecemos:

Dentro del proceso de fabricación de un vitral a partir de cero, se forman lineamientos estrictos y se lleva con el máximo cuidado, dedicación y esmero a fin de resaltar detalles y arte durante el proceso creativo, al diseño, recortes, ajustes de vidrio, armado y montaje.

Vitrales Abanico le ofrece equipo, personal y preparación especializada para ofrecerle un trabajo final de calidad, durabilidad y gran valor al precio mas bajo, ya que nuestro presupuestos son totalmente gratis.

Encuéntranos en: Twitter Facebook Youtube y en otros sitios como:


Mercado Libre / Vitral en Wikipedia / Yelp / InfoisInfo / Yelo / Planeta México

Conoce la historia del arte en vidrio en nuestro blog

En Castellano se usan a veces como sinónimos los vocablos vitral y vidriera, pero no lo son. El significado de vidriera es “bastidor con vidrios”, y se refiere más al marco que al contenido, a puertas y ventanas acristaladas. En contraposición, el término vitral expresa con mayor precisión el concepto actual del mismo, como elemento luminoso, integrado en la arquitectura, que controla y modifica la luz y estructura el espacio interior.

Las primeras realizaciones se reservaban para las construcciones religiosas, y hasta la baja Edad Media sólo se encuentran vitrales en el interior de los templos, mientras los ventanales de los castillos y palacios se cubrían con delgadas láminas de alabastro o con pieles. En los comienzos de la ciudad burguesa, se incorpora a los palacios y es precisamente en los Países Bajos y en Venecia donde el uso civil de los vitrales se generaliza, aunque sus creaciones nunca revisten la grandiosidad de los de arte sacro, en parte porque es en la baja Edad Media cuando iniciará su decadencia. El Art Nouveau lo propulsará de lleno en la decoración. Y en la actualidad el vitral se coloca por igual en edificios religiosos y civiles, sean públicos o privados. Tan pronto reviste grandes proporciones como es un pequeño detalle, y se encuentra en las fachadas de los edificios, pero también en su interior, en puertas, mamparas e incluso lámparas. Se sigue construyendo con la antigua tradición medieval, engarzando el vidrio con plomo, pero también se construye con cemento, resinas, hierro o cobre. Como todas las artes, incorpora cuantos elementos técnicos y estéticos puedan contribuir a su evolución.

Para comprender qué es el vitral hace falta estudiarlo desde el punto de vísta técnico, así como en su proceso histórico.

Leer más +